.

Formación Cofrade, Pentecostés.

Pentecostés.

El nacimiento de la Iglesia.

¿Qué significa?

Etimológicamente PENTECOSTÉS significa Quincuagésimo, es decir, 50º.

¿Cual es el origen?

Los judíos celebraban su fiesta de Pentecostés, para dar gracias por la ley entregada a Moisés, que era su alianza. Los apóstoles estaban reunidos este día, tal y como se relata en Hechos 2,1-13:

2 Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. 2 Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; 3 y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. 4 Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.

5 Moraban entonces en Jerusalén judíos, varones piadosos, de todas las naciones bajo el cielo. 6 Y hecho este estruendo, se juntó la multitud; y estaban confusos, porque cada uno les oía hablar en su propia lengua. 7 Y estaban atónitos y maravillados, diciendo: Mirad, ¿no son galileos todos estos que hablan? 8 ¿Cómo, pues, les oímos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en la que hemos nacido? 9 Partos, medos, elamitas, y los que habitamos en Mesopotamia, en Judea, en Capadocia, en el Ponto y en Asia, 10 en Frigia y Panfilia, en Egipto y en las regiones de África más allá de Cirene, y romanos aquí residentes, tanto judíos como prosélitos, 11 cretenses y árabes, les oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios. 12 Y estaban todos atónitos y perplejos, diciéndose unos a otros: ¿Qué quiere decir esto? 13 Mas otros, burlándose, decían: Están llenos de mosto.

¿Qué se celebra?

La venida del Espíritu Santo según lo anunciado, a los 50 días de la Resurrección y a los 10 de la Ascensión del Señor.

Mateo 28,20:

Pasado el día de reposo,[a] al amanecer del primer día de la semana, vinieron María Magdalena y la otra María, a ver el sepulcro. 2 Y hubo un gran terremoto; porque un ángel del Señor, descendiendo del cielo y llegando, removió la piedra, y se sentó sobre ella. 3 Su aspecto era como un relámpago, y su vestido blanco como la nieve. 4 Y de miedo de él los guardas temblaron y se quedaron como muertos. 5 Mas el ángel, respondiendo, dijo a las mujeres: No temáis vosotras; porque yo sé que buscáis a Jesús, el que fue crucificado. 6 No está aquí, pues ha resucitado, como dijo. Venid, ved el lugar donde fue puesto el Señor. 7 E id pronto y decid a sus discípulos que ha resucitado de los muertos, y he aquí va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis. He aquí, os lo he dicho. 8 Entonces ellas, saliendo del sepulcro con temor y gran gozo, fueron corriendo a dar las nuevas a sus discípulos. Y mientras iban a dar las nuevas a los discípulos, 9 he aquí, Jesús les salió al encuentro, diciendo: ¡Salve! Y ellas, acercándose, abrazaron sus pies, y le adoraron. 10 Entonces Jesús les dijo: No temáis; id, dad las nuevas a mis hermanos, para que vayan a Galilea, y allí me verán.

El informe de la guardia. 11 Mientras ellas iban, he aquí unos de la guardia fueron a la ciudad, y dieron aviso a los principales sacerdotes de todas las cosas que habían acontecido. 12 Y reunidos con los ancianos, y habido consejo, dieron mucho dinero a los soldados, 13 diciendo: Decid vosotros: Sus discípulos vinieron de noche, y lo hurtaron, estando nosotros dormidos. 14 Y si esto lo oyere el gobernador, nosotros le persuadiremos, y os pondremos a salvo. 15 Y ellos, tomando el dinero, hicieron como se les había instruido. Este dicho se ha divulgado entre los judíos hasta el día de hoy.

La gran comisión. (Mr. 16.14-18; Lc. 24.36-49; Jn. 20.19-23) 16 Pero los once discípulos se fueron a Galilea, al monte donde Jesús les había ordenado. 17 Y cuando le vieron, le adoraron; pero algunos dudaban. 18 Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. 19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

Y también Juan 16,7:

16 Estas cosas os he hablado, para que no tengáis tropiezo. 2 Os expulsarán de las sinagogas; y aun viene la hora cuando cualquiera que os mate, pensará que rinde servicio a Dios. 3 Y harán esto porque no conocen al Padre ni a mí. 4 Mas os he dicho estas cosas, para que cuando llegue la hora, os acordéis de que ya os lo había dicho.

La obra del Espíritu Santo Esto no os lo dije al principio, porque yo estaba con vosotros. 5 Pero ahora voy al que me envió; y ninguno de vosotros me pregunta: ¿A dónde vas? 6 Antes, porque os he dicho estas cosas, tristeza ha llenado vuestro corazón. 7 Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré. 8 Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio. 9 De pecado, por cuanto no creen en mí; 10 de justicia, por cuanto voy al Padre, y no me veréis más; 11 y de juicio, por cuanto el príncipe de este mundo ha sido ya juzgado. 12 Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis sobrellevar. 13 Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir. 14 Él me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber. 15 Todo lo que tiene el Padre es mío; por eso dije que tomará de lo mío, y os lo hará saber.

La tristeza se convertirá en gozo 16 Todavía un poco, y no me veréis; y de nuevo un poco, y me veréis; porque yo voy al Padre. 17 Entonces se dijeron algunos de sus discípulos unos a otros: ¿Qué es esto que nos dice: Todavía un poco y no me veréis; y de nuevo un poco, y me veréis; y, porque yo voy al Padre? 18 Decían, pues: ¿Qué quiere decir con: Todavía un poco? No entendemos lo que habla. 19 Jesús conoció que querían preguntarle, y les dijo: ¿Preguntáis entre vosotros acerca de esto que dije: Todavía un poco y no me veréis, y de nuevo un poco y me veréis? 20 De cierto, de cierto os digo, que vosotros lloraréis y lamentaréis, y el mundo se alegrará; pero aunque vosotros estéis tristes, vuestra tristeza se convertirá en gozo. 21 La mujer cuando da a luz, tiene dolor, porque ha llegado su hora; pero después que ha dado a luz un niño, ya no se acuerda de la angustia, por el gozo de que haya nacido un hombre en el mundo. 22 También vosotros ahora tenéis tristeza; pero os volveré a ver, y se gozará vuestro corazón, y nadie os quitará vuestro gozo. 23 En aquel día no me preguntaréis nada. De cierto, de cierto os digo, que todo cuanto pidiereis al Padre en mi nombre, os lo dará. 24 Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre; pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido.

Yo he vencido al mundo 25 Estas cosas os he hablado en alegorías; la hora viene cuando ya no os hablaré por alegorías, sino que claramente os anunciaré acerca del Padre. 26 En aquel día pediréis en mi nombre; y no os digo que yo rogaré al Padre por vosotros, 27 pues el Padre mismo os ama, porque vosotros me habéis amado, y habéis creído que yo salí de Dios. 28 Salí del Padre, y he venido al mundo; otra vez dejo el mundo, y voy al Padre. 29 Le dijeron sus discípulos: He aquí ahora hablas claramente, y ninguna alegoría dices. 30 Ahora entendemos que sabes todas las cosas, y no necesitas que nadie te pregunte; por esto creemos que has salido de Dios. 31 Jesús les respondió: ¿Ahora creéis? 32 He aquí la hora viene, y ha venido ya, en que seréis esparcidos cada uno por su lado, y me dejaréis solo; mas no estoy solo, porque el Padre está conmigo. 33 Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

10 Días después, envió el Espíritu Santo, el día de Pentecostés.

Lecturas.

El Evangelio habla del Espíritu, Jesús resucitado comunica su soplo vital a los discípulos.

Hechos 2,1-11. 1ª carta a los Coríntios 12, 3-7 y 12-13. Juan 20,19-23.

Se lo envió a los Apóstoles, en forma de lenguas de fuego, Hechos 2,1-11, el fuego también era luz, cada uno de los que recibió el Espíritu fue un depósito lleno de aceite, lleno de todo el conocimiento de Jesús, lleno de todas las ganas de vivir de esta manera, lleno de querer poner todo el esfuerzo.

¿Cual es su simbolismo?

Dentro del proyecto salvador de Dios, es el tiempo del Espíritu y de la Iglesia.

Hechos 2, 38 Pedro les respondió:

La Ascensión. Jesús al volver al Padre cierra un círculo que ha atravesado su existencia humana para volver a reunirse con Dios Padre, aún permaneciendo vivo y presente en la Iglesia.

"Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo".

PENTECOSTES es el día en que el Espíritu se manifestó al mundo y nació la IGLESIA para ser:

+ Depositaria del Espíritu.

+ Para dar este espíritu, en su razón de ser.

+ Para ser APOSTÓLICA. Los apóstoles eran los que tenían que asegurar la palabra, la caridad y la Eucaristía vivida.

LA IGLESIA es la comunidad en la que se reúnen los fieles, convocada por el Espíritu Santo y donde Este, se hace presente. Esta primera comunidad nació llena del Espíritu Santo como testimonio, y se extendió porque todo estaba al servicio de todos.

Hechos 2,42:

“Todos se reunían asiduamente para escuchar la enseñanza de los Apóstoles y participar en la vida común, en la fracción del pan y en las oraciones".

Desde entonces, LA IGLESIA nunca ha dejado de reunirse para celebrar el misterio pascual:

+ LEYENDO cuanto a Él se refiere en toda la Escritura.

+ CELEBRANDO la Eucaristía, en la cual se hacen de nuevo presentes la victoria y el triunfo de su muerte.

+ DANDO GRACIAS al mismo tiempo a Dios.

Los apóstoles y sus desendientes están a su servicio y deben:

+ SER para que exista la Iglesia.

+ ESTAR para que esta Iglesia que ya es visible, tenga una manera visible de transmitir los sacramentos.

Sabiendo que LA IGLESIA sirve para AYUDAR A VIVIR esta vida, gracias al Espíritu presente en la propia Iglesia y empezar a vivirla con el Bautismo y la Eucaristía como iniciación cristiana.

Una Iglesia que se sabe enviada al mundo, portadora de Paz y Reconciliación, proclamadora de la Salvación que el Padre ofrece a todo el mundo, por eso reconocemos que en PENTECOSTÉS, Dios da una nueva alianza a toda la universalidad.

¿Cuáles son las normas litúrgicas?

+ El Cirio Pascual se apaga definitivamente al acabar la celebración de la Eucaristía.

+ LAS LUCES. Que abunde la luz en el templo: la luz de los cirios, la blancura de los ornamentos… todo nos tiene que llevar a contemplar que la Pascua es a la vez luz para todo el mundo.

+ LAS FLORES. La abundancia de flores es importante para que simbolice la vida, la alegría, el gozo de la resurrección de Jesús y la nueva vida que él mismo nos comunica.

+ LOS CANTOS. El Aleluya.

+ Ornamentos ROJOS.

Es el tiempo recomendado para las celebraciones Bautismales, primeras Comuniones y Confirmaciones.

Todos los derechos reservados por la Hermandad de San Joaquín y de la Virgen de los Dolores de Zaragoza.

Todos los derechos reservados por la Hermandad de San Joaquín y de la Virgen de los Dolores de Zaragoza.