.

Formación Cofrade, Pascua.

Pascua.

¿Qué se celebra?

Celebramos la Resurrección del Señor, evidenciando que la vida ha vencido a la muerte, que todo renace, una muestra inequívoca de la nueva Vida que Jesús nos da.

Ha dado comienzo el Tiempo de Pascua.

¿Cómo se desarrolla la Pascua?

Se inicia este día y durante cincuenta días, con sus cinco domingos correspondientes, denominados segundo, tercero, cuarto, quinto y sexto, hasta el domingo de Pentecostés.

Este tiempo incluye la fiesta de la Ascensión del Señor que antes se celebraba el jueves siguiente al domingo sexto de Pascua, pero ahora al no ser festivo, se celebra el domingo anterior al de Pentecostés. Celebración de la venida del Espíritu Santo, terminando así el tiempo litúrgico de Pascua.

¿Desde cuando se celebra?

La Pascua es la fiesta más antigua que la Iglesia celebra, puesto que empezó a celebrarse el mismo día de la resurrección de Jesús, el domingo. De esta manera, domingo tras domingo la comunidad cristiana celebraba la resurrección del Señor.

¿Cual es su simbolismo?

La Pascua es el más importante de todos los tiempos litúrgicos, puesto que celebramos el centro de nuestra fe cristiana, que es la muerte y resurrección de Jesús. La vida ha vencido a la muerte y repetimos en cada Eucaristía.

La Ascensión. Jesús al volver al Padre cierra un círculo que ha atravesado su existencia humana para volver a reunirse con Dios Padre, aún permaneciendo vivo y presente en la Iglesia.

Antes de subir al cielo: primero anuncia el don del Espíritu y luego bendice a los discípulos. Al ascender junto a Dios Padre, asegura la efusión del Espíritu Santo:

"De su Espíritu les enviaré mi propio Espíritu, y con su poder, continuarán mi obra en el mundo" Lucas 24,49

"Después, Cristo levantó las manos y bendijo a los apóstoles. " Lucas 24, 50

Este es un gesto sacerdotal, Dios había confiado a los sacerdotes la tarea de bendecir al pueblo. Jesús es el gran sacerdote de nuestra vida, sube al Padre para interceder por nosotros, para presentarle nuestra humanidad.

En Pentecostes, Dios da una nueva alianza a toda la universalidad. Al igual que al principio Cristo Resucitado envió a sus apóstoles con la fuerza del Espíritu Santo, así hoy nos envía a todos, con la misma fuerza.

¿Cómo se vive la Pascua?

Se ha de celebrar con alegría y exultación como ‘un gran domingo’.

La Pascua debe tener en nosotros una repercusión sobre nuestra vida cristiana. Celebramos que la vida ha vencido a la muerte, que todo renace, que florece nueva vida, la nueva vida que Jesús nos da. Y esto debe notarse en nuestra vida, viviéndola con alegría, renovando nuestro compromiso bautismal, creciendo en la fe, en la esperanza y en la caridad cristianas, a pesar de las dificultades y los problemas que podamos tener.

Tomando conciencia que somos un pueblo de salvados y redimidos, en consecuencia, debemos anunciar esta vida nueva que Jesús nos da a nuestros hermanos y hermanas. Es en definitiva, amar como Cristo nos ha amado, vivir la vida que Jesús nos ha enseñado, una vida de amor, de paz, de perdón…

¿Cuáles son las lecturas dominicales de Pascua?

+ Primeras lecturas. Los Hechos de los Apóstoles, atribuidos a Lucas, testimonio de lo que escribe, Lucas compara lo que pasa en la comunidad cristiana con Jesús.

Es el tiempo de preparación para recibir el Espíritu Santo, a través de los 40 días, desde la Resurrección, a la Ascensión. (Al referirse a los 12, Judas fue sustituido por Matías)

+ Segundas lecturas. Las cartas de San Pedro (5 domingos)

+ Relatos Evangélicos. Juan y Lucas en los relatos Evangélicos.

Evangelio

Domingo de Pascua. Hechos 10,34 a 37-43. Colosenses 3,1-4. Juan 20,1-9 "El Sepulcro vacío".

2º Domingo. Hechos 2,42-47. 1Pedro 1,3-9. Juan 20,19-31 "Jesús se aparece a sus Discípulos".

3º Domingo. Hechos 2,14,22b-33. 1Pedro 1,17-21. Lucas 24,13-35 "Jesús se manifiesta a dos Discípulos".

4º Domingo. Hechos 2,14a 36-41. 1Pedro 2,20-25. Juan 10,1-10 "Jesús el buen Pastor".

5º Domingo. Hechos 6,1-7. 1Pedro 2,4-9. Juan 14,1-12 "Jesús consuela a sus discípulos".

6º Domingo. Hechos 8,5-8. 14-17. 1Pedro 3,15-18. Juan 14,15-21 "Jesús promete enviar el Espíritu Santo".

Ascensión. Hechos 1,1-11. Efesios 1,17-23. Mateo 28,16-20 "El encargo de Jesús a sus discípulos ".

Pentecostés. Hechos 2,1-11. 1 Coríntios 12,3-7; 7,12-13. Juan 20,19-23. "Jesús se aparece a sus Discípulos"

¿Cuáles son las normas litúrgicas?

Durante este tiempo se mantiene:

El canto del Aleluya que en hebreo significa “Alaba al Señor” es un canto puramente pascual, ya que en un inicio sólo se cantaba el domingo de resurrección.

Durante la cincuentena se omiten las lecturas del Antiguo Testamento, para dar a entender que estamos en un tiempo nuevo.

Símbolos litúrgicos.

EL CIRIO PASCUAL. Entronizado la noche de la Vigilia Pascual, con el fuego nuevo bendecido. Es el signo de la luz de Cristo, muerto y resucitado.

LAS LUCES. Que abunde la luz en el templo: la luz de los cirios, la blancura de los ornamentos… todo nos tiene que llevar a contemplar que la Pascua es a la vez luz para todo el mundo.

LAS FLORES. La abundancia de flores es importante para que simbolice la vida, la alegría, el gozo de la resurrección de Jesús y la nueva vida que él mismo nos comunica.

LOS CANTOS. El Aleluya lo entona el presidente de la celebración tres veces y el pueblo responde.

Ornamentos blancos.

Es el tiempo recomendado para las celebraciones Bautismales, primeras Comuniones y Confirmaciones.

Todos los derechos reservados por la Hermandad de San Joaquín y de la Virgen de los Dolores de Zaragoza.

Todos los derechos reservados por la Hermandad de San Joaquín y de la Virgen de los Dolores de Zaragoza.