.

Formación Cofrade, Cuaresma, San José.

San José.

19 de marzo.

La fiesta de San José, se celebra en tiempo de Cuaresma.

San José esposo de María, es Patrono de la Iglesia Católica, desde el 8 de diciembre de 1870, por el beato Pío IX, y en el 150 aniversario de este nombramiento, el Papa Francisco, declaró el año 2021, el año de San José, publicando una Carta Apostólica, con este inicio, Con corazón de padre: así José amó a Jesús, llamado en los cuatro Evangelios « el hijo de José» Lucas 4,22; Juan 6,42; cf. Mateo 13,55; Marcos 6,3.

Dios, en su providente sabiduría, para realizar el plan de la salvación, asignó a José de Nazaret, y a Él se refirieron los cuatro evangelistas en los siguientes términos:

+ "Hombre Justo" Mateo 1,19.

+ Esposo de la Virgen María. Lucas 1, 27.

+ Recibió de Dios la revelación del origen divino de la maternidad de María. Mateo 1, 20-21.

+ Testigo privilegiado del nacimiento de Cristo en Belén. Lucas 2,6-7.

+ El nombre de Jesús . Mt 1

+ Escuchó el cántico profético de Simeón .Lucas 2,25-33.

+ Protegió a la Madre y al Hijo durante la persecución de Herodes, refugiándose en Egipto. Mateo 2,13-23.

+ Sufrió la pérdida de Jesús, a sus doce años, en el Templo. Lucas 2,43-50.

+ Vivió en la casa de Nazaret, ejerciendo su autoridad paterna sobre Jesús, que le estaba sometido Lucas 2,51 instruyéndolo en la Ley y en la profesión de carpintero.

Y a lo largo de los siglos, especialmente en los tiempos más recientes, la reflexión de la Iglesia ha puesto de manifiesto las virtudes de san José, entre las que destacan:

+ LA FE, que se traduce en adhesión plena y valerosa al designio salvífico de Dios.

+ La obediencia solícita y silenciosa ante las manifestaciones de su voluntad.

El amor virginal a María, el trabajo escondido, el Padre amado, Padre en la ternura, Padre en la obediencia, Padre en la acogida, Padre de la valentía creativa, Padre trabajador, Padre en la sombra. José acogió a María sin poner condiciones previas.

Oración del papa Francisco a San José 2021.

Salve, custodio del Redentor y esposo de la Virgen María.

A ti Dios confió a su Hijo, en ti María depositó su confianza, contigo Cristo se forjó como hombre.

Oh, bienaventurado José, muéstrate padre también a nosotros y guíanos en el camino de la vida.

Concédenos gracia, misericordia y valentía, y defiéndenos de todo mal.

AMÉN.

Todos los derechos reservados por la Hermandad de San Joaquín y de la Virgen de los Dolores de Zaragoza.

Todos los derechos reservados por la Hermandad de San Joaquín y de la Virgen de los Dolores de Zaragoza.